14 de febrero de 2011

(240).

Se conocieron una fría mañana de invierno. Connie iba con prisa a su trabajo, un café pequeño del pueblo. Ethan recién había llegado al lugar como el nuevo profesor. Cruzaron sus destinos como jamás imaginaron, en un accidente de auto. Con la prisa de ella no se dio cuenta que un vehículo tenía preferencia para cruzar la calle. Él, la impactó de lleno en la cadera. 
Durante días la cuidó. Iba después de su trabajo a verla y le hablaba de su vida, de sus alumnos, del futuro que quería construir junto a ella. Inducida en un coma, Connie se recuperaba del accidente y al no tener familiares cerca, Ethan era su única compañía. Tenía 20 años y muchos sueños. Él tenía 26 y sentía que recién comenzaba a vivir.
Después de 6 semanas ella se encontraba lista para salir de ahí, aunque debía llevar su vida con cuidado. Cuando lo vio por primera vez se enamoró e hizo caso a cada una de sus instrucciones. Se veían a diario en el trabajo de ella y por la noche se turnaban para cocinar la cena. Así construyeron su relación. No obstante, Ethan aún se sentía culpable por lo que tuvo que pasar Connie.
No fue hasta que ella le dijo "te perdono" que pudo vivir tranquilo. Ahora si podía proponerle un futuro juntos.

7 comentarios:

  1. aw!! que historia mas dulce!!!!
    Me encantó ^^
    Un beso =)

    ResponderEliminar
  2. No existe el perdón, solo la pena que pagas por lo que hiciste.

    ResponderEliminar
  3. El perdón es el sentimiento más digno de un ser humano, para mí lo existe siempre que se sienta realmente desde el fondo del corazón.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  4. Omg ! ... que cute ! cuídate sigue escribiendo asi , un beso!

    ResponderEliminar
  5. ai dios mio ♥ que historia mas bonita ! de verdad que me llegó (:
    besito ♥

    ResponderEliminar
  6. Me encanto es hermosisima la historia (:
    Maas vale que ya te estoy siguiendo!
    Chicas: Podrian seguir mi blog?

    http://illusionsofmydreams.blogspot.com/

    Muchisimas gracias (:

    ResponderEliminar