9 de febrero de 2013

(270).

Hace 12 años que escribo. Comenzó como un hobbie y hoy es parte de mi vida. Si bien entre el año 2009 y 2012 no logré escribir nada – me refiero a tener una libreta – siempre estoy pensando en historias. Por mi cabeza pasan diversos personajes con sus escenarios y conflictos. Hay algunos que se repiten y nada tiene final.
Siempre ando con una idea en mi cabeza; antes de dormir la trabajo y nunca me acuerdo de lo que se me ocurrió. No anoto nada, no me nace. Pero quiero hacerlo, realmente sí deseo hacerlo y aún no logro entender por qué no sucede. 
Y por más que piense mis ideas con finales felices siempre terminan o en dramas o abiertos y muy tristes. Me frustra no poder reflejar felicidad, aunque es un cliché, a mí me gustaría intentarlo. 
Escribir es el reflejo de uno, entonces ¿mi alma y corazón poseen tanta tristeza que por eso mis personajes no encuentran la felicidad?

1 comentario:

  1. Hola, bueno yo pienso que tu alma y corazón no posean esa tristeza que describes. Lo que creo es que tu felicidad esta simplemente en escribir, el hecho de que solo escribas cosas tristes no significa que así lo estés. Recuerda que el arte se representa y expresa de diversas maneras, y tu arte esta en escribir historias dramáticas, complicadas y tristes. Saludos Pretty!

    ResponderEliminar