3 de junio de 2011

(244).

Hay veces en no me entiendo, pero sé que jamás te entenderé a ti. Eres siempre igual, sin bajos ni altos, humilde y la persona más perseverante que conozco. No necesito que me hablen maravillas de ti porque sé que eres una persona buena y con ganas de cambiar el mundo. No importa si alguien te trata mal, tu siempre estás dispuesto a poner el otro hombro. 
Adoro cuando te diriges solo a mí, sin importar que alguien esté ahí, aunque pocas veces sucede. No sé que contestarte ni cómo actuar, solo recuerdo tú diciendo mi nombre y mi mundo avanza bien otra vez. Veo lejanas las posibilidades que alguna vez me veas como algo más que tu compañera de curso, pues no sé si puedo llamarme tu amiga. 
Me gustas y mucho. Aunque a veces te deteste por juntarte con personas que no me caen bien. Eso pasa a segundo plano cuando puedo, una vez a la semana, saludarte personalmente.

4 comentarios:

  1. <3
    hermoso :D
    sigue asi,
    te leo!

    ResponderEliminar
  2. Jopee, que entrada más triste pero tierna a la vez. Me gusta, me gusta :)
    Tiene que ser duro eso de vivir un amor algo no correspondido, pero bueno, lo mejor es luchar hasta que la tortilla dé la vuelta, porque siempre la da!
    Gracias por comentarme en mi blog, te sigo!!

    ResponderEliminar
  3. wow! me encantó todo el sentimiento que le diste a tu entrada ... solo ánimo , que pronto estaras contando la historia de ustedes dos =) gracias por seguirme ! un beso y cuidate !

    ResponderEliminar
  4. Me encantó la entrada y tu blog! te voy a seguir ♥

    ResponderEliminar