16 de marzo de 2010

(168).

 Saga: Beatrice y Cristopher
 

¿Y ahora qué?

 Días eternos sin su compañía, segundos lentos separada de su lado. No recordaba cuando había sido la última vez que lo había visto ¿minutos?, ¿semanas?, simplemente ese archivo no se encontraba en su memoria. No comprendía tampoco su lejanía, ese afán de no responder sus mensajes ni llamadas, ni saludos ni simples indirectas en el mundo virtual. Pero estaba decidida, ese día iría a buscarlo a su casa, al club, a donde fuera y le pediría explicaciones para poder dejar descansar a su conciencia tranquila... aunque ¿quién era ella para reclamar algo? nada o mejor dicho nadie, así de simple era su respuesta puesto que no formalizaron nada...
Y así fue como sumida en sus pensamientos se dio cuenta de que el invierno había llegado y una sorpresa había arrastrado: él con su aura de poder había regresado. Dos años sin verlo, sin saber ningún tipo de noticia, sin comunicación. Su loco amor de niñez, aunque quizás no tanto, aquel capítulo inconcluso de su vida llegaba a remover más sus emociones. Sintió la necesidad de huir y refugiarse en sus brazos, de encontrarse segura y poder olvidar el mundo un sólo segundo disfrutándo de su compañia.
Dejó que el tiempo siguiera su curso porque confiaba en el destino por algo había puesto a su principe azul en el camino y sacado al 'villano' de la historia, pero ahora estaba de vuelta y cuando menos lo esperaba los encontró a los dos en el mismo lugar a metros de distancia: Cristopher había acudido a su encuentro después de mucho tiempo y el otro esperaba su lealtad como era hace años. Sinceramente no sabía que hacer...

13 comentarios:

  1. Y así fue como sumida en sus pensamientos se dio cuenta de que el invierno había llegado y una sorpresa había arrastrado: él con su aura de poder había regresado.
    Me encanta esta frase...
    Bff, escribes genial, en serio ^^

    ResponderEliminar
  2. Tus textos son impresionantes, de verdad, felicidades de todo corazón.

    ResponderEliminar
  3. Bárbara.17/3/10 15:37

    "Dos años sin verlo, sin saber ningún tipo de noticia, sin comunicación " Como hizo? sin saber nada de NADA sobre él? ...

    ResponderEliminar
  4. Dificil, sin duda, pero... .por algo el destino lo volvio a colocar en su camino.. no lo crees? un abrazo linda! =)*

    ResponderEliminar
  5. beatrice y cristopher, me los imagino tan, singulares. gracias por el espacio y el texto que brindas. un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Entre lo pasado tan conocido y la lealtad de un presente. Duro, muy duro, solamente dejate llevar, tarde o temprano lo decidirás y quizás sin darte cuenta.

    Osos de colores(L)

    ResponderEliminar
  7. Pobre Beatrice, me da que ahora tiene un buen caos en la cabeza.
    ¿Vivir en el pasado, comenzar un presente, o dejarse llevar y que pase lo que pase?

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  8. Agh! Esas confsiones no me gustan... habrá que esperar a ver que decide ;)

    Suerteeee!
    Un besote!!

    ResponderEliminar
  9. Si yo fuera ella, me arriesgaría por la lealtad del otro, mejor que duela ahora a que duela mucho tiempo más :)

    ResponderEliminar
  10. x algo volvio a cruzarlos el destino y aunque le haya hecho mucho daño al corazón no se puede ganarle o vencerlo. q siga lo que dicte él.
    beso grande!

    ResponderEliminar
  11. Acabo de descubrir tu blog y me parece maravilloso :)

    ResponderEliminar
  12. Yo?
    Me arriesgaría...

    Un besssssso!

    ResponderEliminar
  13. Extraño leerte. .. lo sabias? :(

    ResponderEliminar