22 de marzo de 2010

(169).


Si te digo que te quiero no es en vano

Y ahí quedó el amor que alguna vez le profesó. Beatrice decidió por su tranquila y paz interior, dejando a Cristopher en el pasado o éso quizo intentar. Meses de un amor profundo, de aventuras y secretos compartidos no se olvidan de un día a otro, ya que son para toda la vida. Pero el desapereció por semanas y su frágil corazón no soportó el abandono otra vez.
De Alan, aquel dulce amor de niñez, no volvió a saber. Estaban en el mismo colegio, la misma clase pero no exitían palabras entre ellos. La confrontación a la que se vió expuesta le aseguró que todavía necesitaba tiempo para resolver la confusión que se estaba armando en su cabeza porque el corazón hace bastante que había tomado su desición.
Esperaba que sus sueños no se vieran complicados de cumplir al ser una parte de ellos al lado de aquel que era su pirncipe azul... ¿era? no lo tenía muy claro, puesto que deseaba volver a verlo, estar en sus brazos y oír su voz. Aquel dulce susurró que era especial, sólo para ella ¡y esa sonrisa llena de hoyuelos! Extrañaba todo de él y no había día en que no derramara una lágrima por su separación pero necesitaba hacerle entender de que ella no estaba disponible para idas y venidas.
Y ahí, tendida en su cama después de todos estos hechos se enteró de que él aún la buscaba, insistentemente y su llama de la esperanza tomó más fuerza de la que ya tenía. Quería ir a su encuentro pero algo le decía que a todo hay que darle tiempo al tiempo.

12 comentarios:

  1. Mejor que espere a que venga él si en su día fue abandonada. Pues.. nunca se sabe con lo que te puedes encontrar.

    ResponderEliminar
  2. Y si así es,tiempo al tiempo.
    Perdon por no pasar estuve ocupada con la escuela y todo eso.
    Un beso
    Suerte:)

    ResponderEliminar
  3. Pues que medite, si desea ser encontrada una vez mas...que acuda a su encuentro.

    He regresado por aqui luego de un tiempo de ausencia. Un saludo enorme.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que tiene qué pensar qué es lo mejor.
    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. A veces sólo quisieras apurar al tiempo, no darle más tiempo... sí, verdad? A demás te apusto que extraña muchisimo esa sonrisa de hoyuelos ;)

    Lamento no haber pasado, pero he estado ocupadita, te mando saludos y mucha fuerza y suerte en todo!

    Cariños!

    ResponderEliminar
  6. Para que esperar màsel tiempo si el no se detiene a esperarnos!? andaaale. .. piensa que si te busca hoy, nada te asegura que mañana ambien lo hara. Un abraazo =)*

    ResponderEliminar
  7. "Meses de un amor profundo, de aventuras y secretos compartidos no se olvidan de un día a otro" muy cierto, te sigo, como siempre. Un beso

    ResponderEliminar
  8. El tiempo lo pone todo en su lugar, ¡qué cierto! Hay que dar tiempo al tiempo encontrar las respuestas que necesitamos y no equivocarnos con nuestras decisiones. Besitos!

    ResponderEliminar
  9. Mmmmm aveces me canso de que el tiempo, sea el que pone en lugar las cosas... Pero linda historia :)

    ResponderEliminar
  10. "Meses de un amor profundo, de aventuras y secretos compartidos no se olvidan de un día a otro, ya que son para toda la vida. Pero el desapereció por semanas y su frágil corazón no soportó el abandono otra vez"


    Simplemente..Me encantó.

    ResponderEliminar
  11. Meses de un amor profundo, de aventuras y secretos compartidos no se olvidan de un día a otro.
    Yo llevo casi un año recordando .. y no se va.
    CUÍDATE.

    ResponderEliminar
  12. aaaaaaaaaa(L
    más indentificada imposible con esta entrada. tiempo al tiempo otra no hay.
    beso grande!

    ResponderEliminar