4 de septiembre de 2009

(18).

Título inspirado en la canción Pequeños Sueños de Árbol.

En estos momentos me pegaría un tiro. Si, uno bien grande y así dejaría de joderme la vida, porque más que mal, yo misma me hago la vida imposible.
La monotomía de la vida me está llenando a tal punto que no me dan ganas de hacer nada. He dormido entre 3 y 5 horas diarias, cosa que jamás había hecho y a pesar de que sé que tengo que ir a dormir ahora para estar en la U mañana a las 10 no me dan ganas.
Desaparecer es mi deseo, mi anhelo es viajar a Paris y dedicarme al arte. Pero bue... no se puede y tendré que ser una más de las Psicólogas clínicas que trabajan en cualquier cosa menos en lo que desean. Exactamente, queridos lectores, me cambio de carrera ¡por fin!, es un calvario que tengo que seguir hasta fin de año, pero todo sea por salir de ahí.
¿Lo que más extrañaré? Las bellas personas que he ido conociendo, son poquísimas y una de las más importantes también se va, así por ahí se pone media complicada la vida. Extrañaré sus bromas, su apoyo, sus berrinches de niños de kinder, sus risotadas en clases, su carrete del viernes y las noches en desvelo por medio del msn haciendo trabajos. Si, ha sido un año para crecer. Que melancólica me he puesto.

Basta de tonteras y me iré a dormir un rato, a ver si logro despejarme y hacer que mi musa inspiradora llegue lo antes posible ¡muero por escribir y leer! necesito tomar un libro y sumergirme en sus páginas o pasar horas con mi cuaderno escribiendo todo lo que se venga a mi mente o tirarme en algún lado en compañía de buena música. Lo bueno de todo esto es que quedan sólo 2 meses y medio.

1 comentario:

  1. ¿Dos meses y medio? Queda poco amiga, ánimos no más y vamos que seguiremos persiguiendo sueños que no nos pertenecen y estudiando carreras que no nos terminan por satisfacer... (Poco alentador el panorama pero ¡Por la cresta! me siento así u.u)

    ResponderEliminar