6 de enero de 2011

(228).

Sus manos recorren mi piel bajo la tenua luz de la habitación. Siento el ardor cada vez que me besas y tus ojos reflejan el deseo. Me sonríes coquetamente porque sabes lo mucho que he esperado este momento. Disfrutas de mis labios rojos y entreabiertos debido a los besos tormentosos que nos damos, de ver mis ojos cerrados en un éxatis de deseo y mi cuerpo cediendo a cada carisia tuya.
No logro comprar con ninguna experiencia previa lo que está sucediendo. Es gratificante y vergonzoso a la vez lo que me haces sentir. Conoces mi cuerpo como un mapa de ida y vuelta, a pesar de ser la primera vez. Sabes donde tocar para que gima alto y quede en la nebulosa de la exitación. Me haces disfrutar como nadie antes, dedicas que disfrute cada roce y aquello me enloquece.
Espero que todas las noches sean así, porque me has dejado con ganas de seguir disfrutando de nuestros deseos y places más ocultos.

                           V*

4 comentarios:

  1. A mi me entraron unas ganas irracionales de comer chocolate (irracionales sobre todo porque no me gusta)...
    Hay que encontrar un sustituto!

    M A G N Í F I C O

    ResponderEliminar
  2. me encantaa:)
    te sigoo sigue asii^^

    ResponderEliminar
  3. Que texto muchacha! me encantan las flores :)
    Un beso grande:)

    ResponderEliminar