10 de marzo de 2010

(165).

Saga: Beatrice y Cristopher

Quizás no existen los cuentos de hadas

Dos meses y medio han pasado desde la primera vez que la vio. Atractiva fue lo primero que cruzó por su mente, pero inmediatamente desechó la idea, ella era celestial. A sus ojos, su belleza era inigualable y la dulzura que transmitía era algo que le parecía curioso, pues muy pocas veces había visto una chica así. No tardó en acercarse y comprobar que aquella niña era más que una de las muchas que había considerada dentro del rango de 'bonita'. No se separó de ella en toda la tarde y se alegraba cada vez que la veía entrar sigilosamente al campo de entrenamiento y tomar asiento en las gradas. 
Desde un primer momento le había dicho que la respetaba y que el primero beso en los labios que se dieran sería cuando fueran novios oficiales y así lo había cumplido. Se sentía impotente por no ser capaz de decirle lo mucho que la quería a su lado como su princesita, pero el temor al rechazo social era más fuerte. Los momentos compartidos, esos últimos, eran cada vez más sombríos y tensos, y no lograba levantarle el ánimo de ninguna manera, ella estaba triste porque no daba el paso que ella ya se había atrevido.
Y ella, la joven de 16 años que pensaba que todo iba bien había caído en un pozo de desesperación y agonía que antes ya hbía experimentado. No lograba concebir que él no la veía como algo más que su pequeña amiga, en su mente era incomprensible que después de tantas señales él no la quisiera como ella si.
Beatrice y Cristopher, son nombres que tachó con rabia y dolor en su cuaderno especial, dos nombres que tal vez no estaban destinados a estar en una misma oración del amor, dos personas que quizás no estaban hechos para vivir un cuento de hadas donde cada uno era una estrella para el otro.

10 comentarios:

  1. Wow que linda entrada!
    A muchisimas personas les pasa esto!Se ven tan para cual,pero por tan solo unos instantes!

    ResponderEliminar
  2. Me gusto mucho el texto ♥ Pero me quedo una duda de esta parte, "cada vez que la vía entrar sigilosamente." Es via??. y quiero saber que es la sorpresa u.u Ahora no estoy de animos para nada, pero despues te hablo para pedirte el banner (re pesada u.u) bueno acostumbrate porque no voy a ser la unica, haces cosas lindas asi qe vas a estar llena de gente que te pida jaja. besote.

    ResponderEliminar
  3. Puede que él solo tenga miedo.
    Muchas veces no nos damos cuenta de las oportunidades y los grandes momentos que dejamos escapar tan solo porque estamos asustados.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Qué bonita la entrada.
    Aaah, una sorpresa!! ¿El qué??????

    ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  5. Èl miedo es algo obvio, ya que la sociedad hoy en dìa es un poco dificil. Pero no debe dejar que eso influya, si la quiere suficientemente, que no se de por vencido tan luego, y que ella no se desespere, aveces las cosas son un poco màs dificiles de lo que se logra comprender... .
    Estarè atenta! me intriga mucho saber eso.. :z
    Un abrazo linda =)*

    ResponderEliminar
  6. Al fin leo algo que realmente pasa en la vida real, porque en todos lados en las peliculas, en las novelas, se ve lo típico, pero tampoco es tan así.
    Y aveces son mas las relaciones erradas, que el primer amor, o lo que fuera...

    Hermosa entrada:) Un beso grande :)

    ResponderEliminar
  7. jujuju, respondiendo a tu comentario, quizas ahora logras en tender en parte,porque estoy tan enbobada =)* un abrazo linda=)*

    ResponderEliminar
  8. Ahh, arreglaste lo que te dije jaja, que atenta viste? (A)

    ResponderEliminar
  9. antes que nada muchas gracias por tu premio muy amable de tu parte otrogarmelo siendo que te siguen muchos blogs =). gracias.
    aa cada vez que leo un fragmento de tu futuro libro me enamoro más de la historia, es hermosaa (L).que loco es cuando dos personas se gustan y ambas piensan que el otro ni las registra u.u
    beso grande!

    ResponderEliminar
  10. Bárbara.13/3/10 12:06

    "pero el temor al rechazo social era más fuerte." Es verdaderamente muy cierto, y lamentablemente me pasó que a ÉL le influia demasiado "EL QUE DIRÁN." :/



    Saludos, Bárbara

    ResponderEliminar