23 de febrero de 2010

(154).

Saga: Beatrice y Cristopher

I  Love U


'Corre, tienes que alcanzarlo'- El subconciente de Beatrice le decía que debía ir más rápido, sino lo iba a perder y esta vez para siempre. Ya nada le interesaba, sólo tenía que llegar y decirle todo lo que había guardado recelosamente por tanto tiempo. Sus prejuicios y orgullo habían caído a un pozo sin fondo de donde no saldrían más. Había enfrentado a sus padres, a sus amigos, a todo aquel que le impusiera un sentimiento que no le correspondía, puesto que su amor por él era cada vez más fuerte.
Hace años atrás, cuando llegó a su monótona vida, supo que él era el indicado. Alto y con hoyuelos en sus rosadas mejillas era justo como lo había pedido: un principe para su vida. Pero no fue capaz de luchar contra todo obstáculo que iba apareciendo. Ella estaba conciente de la prometedora carrera de futbolista profesional que emergía alrededor de Cristopher y por éso se había hecho a un lado, logrando herir al joven arquero, ya que lo único que quería era tenerla a su lado para siempre. Sin importarle la diferencia de edad se le declaró y ella lo rechazó con el dolor de su corazón. Todo lazo se cortó y ahora, mientras corria por el aeropuerto es cuando más se lamentaba su estupidez.
Cansada y con las esperanzas acabadas siguió a lo más daban sus piernas. Ella siempre fue y será su bebe, como él le decía. Son 4 años y medio los que los separan y mientras estuvo a su lado se encargó de protegerla, quererla y comprenderla. Su mundo gira en torno a ella, a pesar de que ya no la veía con la frecuencia de antes. Debía reconocer que el amor de su vida era sumamente protector, pero adoraba cuando fruncía el seño en muestra de los celos que sentía al verla coquetear con otro... pero no era quien para reclamar y tomarla en sus brazos para llevársela al lugar más lejano donde sólo él pudiera contemplar su belleza.
Sumida en sus recuerdos, Beatrice llegó a la zona de embarque internacional y comenzó a buscarlo con la mirada. Esperaba que el vuelo no hubiera partido aún porque sabía que no vería dentro de mes y medio. Derrotada bajó su rostro y emprendió el camino de regreso al no divisarlo, pero chocó con algo o más bien alguien que la hizo detener. Levantó sus ojos y se topó con la persona que más esperaba ver desde hacía mucho. Sus obres esmeralda se llenaron de lágrimas y en un segundo estaba abrazándolo fuertemente por la cintura y se largó a llorar. Cristopher esbozó una pequeña sonrisa, ella estaba ahí por él. Le acarició la espalda y repartió besos por toda su cabeza.
Lentamente ella se separó y lo miró con sus ojos rojos de tanto llorar y comenzó a levantarse en la punta de sus pies para besarlo. Él le sacaba casi dos cabezas de altura por lo que al comprender su gesto la tomó suavemente por la cintura y la elevó para aplastar sus labios con los de ella. No necesitaba más para partir feliz, ella le correspondía después de todo. Al separarse por la falta de aire le acaricó ambas mejillas y plantó pequeños besos mariposa por todo su rostro, le dió el último beso y la abrazó como si la vida dependiera de ello. Estaba tranquila y feliz porque sabía que al regresar su principe estarían juntos al fin.

9 comentarios:

  1. Sin palabras, es precioso.
    Que blog tan bonito tienes, me encantan las imágenes, los detalles, los colores, uf, todoooo

    Te sigo vale guapa??
    Un besazo sigue así!

    ResponderEliminar
  2. q hermoso (:
    ojala el amor fuera asi siempre
    que cuando dos personas se aman
    no haya obtaculo q valga
    un beso

    ResponderEliminar
  3. Ojalá. Esto se puede ver perfectamente en algunas películas, Titanic, El diario de Noah, Un paseo por las nubes, entre otras.
    Que lástima que sea ficción ..
    SI LA FICCION SUPERARA A LA REALIDAD ♥
    CUIDATE♥

    ResponderEliminar
  4. Sin duda me encanta :), es muy bonita la historia, ya estoy deseando que se encuentren de nuevo y esten juntos.

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  5. Que linda historia, cuantas de nosotras hemos pasado por cosas así o similares!


    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Bello!!!
    Me encanto tu entrada muy romantica el final que toda chica desea tener con su principe azul para siempre junto a ella.
    Que suerte que Beatrice llego a tiempo para demostrarle que en verdad lo ama dejando su orgullo y temor de lado para darle paso a su sentir.
    beso grande!

    ResponderEliminar
  7. Una hermosa historia la tuya, ojalá siempre pudiera ser así, aunque lo importante de tenerlo es aprovecharlo... cuídate, un beso :*

    ResponderEliminar