18 de enero de 2010

(119).

La vida es frágil, un día se puede estar en compartiendo con aquella persona especial, refugiada en sus brazos, provando sus labios... y al instante te encuentras sumergido en un mar de lágrimas imposibles de parar y envuelto en una situación que no logras comprender.
La desolación te envuelve y, a pesar de estar rodeado de personas, te sientes olo, vacío... tu alma y croazón se han ido con la persona amada y no puedes remedir su partida.
Te acercas al lugar dónde la verás por última vez en carne, pálida y con sus ojos cerrados. Su mejor traje lo envuelve y flores de diversas escencias lo envuelven. Deseas sacarlo de aquella caja de crital, tomarlo en tus brazos y detener el tiempo, por que lo necesitas a tu lado.
No soportas su partida, se te debilitan las piernas y no hayas donde refugiarte, ya que tu soporte se ha ido, dejándote sola y perdida.
Sabes que debes seguir, pero ¿cómo lo harás sin él a tu lado?

3 comentarios:

  1. Me gustó la entrad,a me gusta tu blog opr eos siepre lo leo.

    ResponderEliminar
  2. me encanto tu blog! de dondesacaste ese fondo ? quedo re lindo:) besos! te sigo:)

    ResponderEliminar
  3. La peor de las separaciones que se puede imaginar...
    Precioso texto, triste, pero muy real.
    Besitos!!
    Pd. Gracias por tus palabras en mi blog.

    ResponderEliminar